Género y cuidado: nuevas agendas en la formación y circulación de políticas urbanas en América Latina

Investigadores: Isabel Duque Franco (Universidad Nacional de Colombia), Ryan Anders Whitney (Tecnológico de Monterrey) y Guillermo Jajamovich (Universidad de Buenos Aires)

Desde hace tiempo las organizaciones de mujeres y el movimiento feminista han defendido la necesidad de construir ciudades más equitativas e igualitarias mediante la inclusión de los asuntos de género en el planeamiento urbano. Dentro de esta agenda feminista el cuidado ocupa un lugar central y diferentes ciudades latinoamericanas han comenzado a diseñar políticas y estrategias orientadas al reconocimiento del cuidado como una labor esencial para el sostenimiento de la vida y una contribución fundamental para el desarrollo económico y el bienestar. El cuidado se ha ido configurando como un ámbito de política pública que requiere la adopción de medidas concretas, sin embargo, al tratarse de un tema emergente, aún se conoce poco acerca de los procesos políticos, sociales e institucionales que están dando forma al cuidado como política urbana y que están propiciando su circulación entre diferentes ciudades y contextos.

Con el fin de reflexionar sobre estas y otras cuestiones relacionadas con el cuidado como campo emergente en la agenda de las ciudades latinoamericanas y su circulación como política urbana, en marzo de 2024 tuvo lugar en la Universidad Nacional de Colombia sede Bogotá, el Seminario Género y cuidado: nuevas agendas en la formación y circulación de políticas urbanas en América Latina.  El evento, que hace parte de la serie de seminarios sobre modelos urbanos y circulaciones alternativas en América Latina financiada por la Urban Studies Foundation, contó con la participación de investigadoras de España, México, Colombia, Chile y Argentina.

 

Figura 1. Presentación de trabajos en seminario anual
Crédito de la foto: Isabel Duque Franco

La realización del seminario en Bogotá estuvo motivada por el hecho de que durante los últimos años la ciudad se ha convertido en un referente internacional en materia de cuidado. Desde 2020 el gobierno de la ciudad está implementando el Sistema Distrital de Cuidado (SIDICU), una política que busca reconocer el trabajo de cuidado, redistribuir más equitativamente la responsabilidad del cuidado y reducir los tiempos de trabajo de cuidado no remunerado a las personas cuidadoras, que son principalmente mujeres. El Sistema opera a través de las denominadas “manzanas de cuidado”, áreas urbanas acotadas que concentran servicios dirigidos tanto a las personas que cuidan como a quienes requieren cuidados. Esta política está adquiriendo un significativo reconocimiento por parte de organismos multilaterales, prensa internacional, académicos, organizaciones filantrópicas y otros gobiernos urbanos, que está impulsando su circulación dentro y fuera de Colombia.

 

Figura 2. Sistema Distrital de Cuidado de Bogotá – Manzanas de cuidado.
Fuente: elaboración por Katerinne Carrillo, datos obtenidos de Secretaría Distrital de la Mujer 2023

Durante el seminario en Bogotá, varias de las presentaciones y la visita realizada a una de las Manzanas de cuidado, permitieron aproximarse in situ a los procesos de formación y circulación de esta política urbana. Igualmente, algunas ponencias compartidas en el encuentro mostraron prácticas de inter-referencialidad de ciudades como Santiago o la CDMX con respecto a la experiencia bogotana. Aunque, la mayoría de los trabajos pusieron de manifiesto diferentes maneras de abordar el cuidado, iniciativas comunitarias y autogestionadas de cuidado, infraestructuras de cuidado variadas y también perspectivas críticas sobre los circuitos y formas de circulación del cuidado como política urbana.

 

Figura 3. Visita guiada a manzana de cuidado en Bogotá, Colombia
Crédito de la foto: Isabel Duque Franco

A pesar de que la formulación y movilidad de políticas de cuidado en clave feminista son relativamente nuevas, a partir de los trabajos presentados durante el seminario, es posible identificar algunas tendencias y esbozar una agenda de investigación en torno al tema.

  • En primera instancia está la atención sobre los procesos subyacentes a las políticas de cuidado. Los análisis sobre los contextos políticos y sociales en los que se adoptan y desarrollan las políticas coinciden en señalar la relevancia de los feminismos y las prácticas feministas como una condición determinante en el posicionamiento del género y el cuidado dentro de la agenda urbana.
  • De lo anterior se derivaría una línea de investigación relacionada con la incidencia de organizaciones feministas y de mujeres en la formulación y circulación de las políticas de cuidado. La mirada en torno al papel de actores como, por ejemplo, ONU Mujeres o la Red Mujer y Hábitat de América Latina indica la necesidad de establecer el cómo y con qué implicaciones las organizaciones feministas y de mujeres se mueven en los circuitos convencionales de circulación de políticas, crean los suyos propios para mover sus ideas y agendas políticas o construyen canales de convergencia entre unos y otros.
  • Las tensiones entre iniciativas de cuidado comunitarias e institucionales sugieren interrogantes en torno a las formas e implicaciones de la institucionalización de propuestas de cuidado de origen comunitario, a la formalización como mecanismo de circulación de políticas de base comunitaria o a la existencia de dos tipos de políticas de cuidado en circulación (autogestionadas/comunitarias y las institucionales/ gubernamentales).
  • El estudio de las infraestructuras de cuidado aparece como un campo diverso en términos de su conceptualización, materialidad y origen. Inspira profundas reflexiones que van desde considerar el propio cuerpo como una infraestructura de cuidado hasta la noción de ‘ciudad cuidadora’, que, según los preceptos del urbanismo feminista, implica la redistribución colectiva de los cuidados, la consolidación de una red de servicios urbanos que permita la atención de las necesidades de cuidado fuera del hogar o la transformación radical de los espacios urbanos para responder al derecho de todas las personas a cuidar y ser cuidadas.

 

Figura 4. Visita guiada a manzana de cuidado en Bogotá, Colombia
Crédito de la foto: Isabel Duque Franco

En términos generales, si bien el seminario dio lugar a una conversación inédita entre la movilidad de políticas y las políticas urbanas de cuidado desde una perspectiva feminista, los resultados muestran un campo investigativo emergente, pero de gran proyección.